Gobierno Bolivariano es reconocido como único representante de Venezuela ante la ONU

Caracas, 20 de diciembre del 2018 (Cortesía Vicepresidencia).- La Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas, ONU, aceptó este miércoles las credenciales del Gobierno Bolivariano como el único representante de Venezuela ante el Organismo multilateral más representativo en el mundo, constituido por 193 países, a pesar de los constantes ataques de Estados Unidos y sus aliados por deslegitimar al Gobierno Constitucional del Presidente Nicolás Maduro.

Las credenciales de Venezuela aceptadas hoy son una garantía de paz, pues el gobierno títere creado por los Estados Unidos no tiene las credenciales necesarias para invocar el uso de la fuerza contra nuestra nación”, expresó el embajador y único representante de la República Bolivariana de Venezuela ante la ONU, Samuel Moncada, durante la consideración del “Informe del Comité de Verificación de Credenciales de la Asamblea General”.

El Diplomático venezolano recalcó que una vez más queda derrotado el proyecto criminal mantenido por potencias extranjeras con el propósito de dominar a través de hambre y enfermedad a la población y saquear sus recursos naturales.

Fracasa propaganda colonial de EEUU en la ONU

El embajador Samuel Moncada aseguró que la intención de EEUU de convertir a Venezuela en un protectorado colonial como Puerto Rico, fue rechazada por la ONU por ser contraria al derecho internacional. Asimismo, señaló que el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca, TIAR, al ser subordinado a la ONU, debe respetar la decisión de la comunidad internacional y no alegar un falso consentimiento del estado venezolano para invadir Venezuela.

Los miembros del TIAR deben acatar lo que determine la ONU. Venezuela no pertenece al TIAR y EEUU no puede inventar un gobierno títere para simular que Venezuela pide una invasión apoyada por el TIAR”.

El reconocimiento del Gobierno Bolivariano es un triunfo para la paz y el derecho internacional, al igual que es un precedente para que otros Estados hagan valer su soberanía e independencia ante acciones extranjeras que reconocen a minorías políticas como gobiernos títeres para desconocer la voluntad de sus pueblos.

A continuación intervención completa del embajador Samuel Moncada:

Agradecemos a la Asamblea General de las Naciones Unidas por aceptar nuestras credenciales como únicos y legítimos representantes de la República Bolivariana de Venezuela.

Esta decisión es un reconocimiento al pueblo y el gobierno de nuestra Nación en su lucha por la paz y el derecho internacional.

El uso de la Asamblea General de las Naciones Unidas para agredir a Estados Miembros representa un ataque al multilateralismo y al sistema de relaciones entre Estados soberanos, tal y como está establecido en la Carta. De allí que debemos trabajar juntos para evitar la instauración de una práctica que permitiría a un grupo de países arrogarse el poder de designar, de manera ilegal, las autoridades y representantes diplomáticos de otros países independientes, desconociendo la voluntad soberana de sus pueblos.

Esto se hace más evidente cuando se busca obtener beneficios económicos de la agresión a un Estado soberano como lo es Venezuela, al que se le han impuesto, de manera ilegal y unilateral, crueles y criminales medidas coercitivas de carácter económico que vulneran los derechos humanos de su pueblo, todo en un intento por cambiar el orden político interno y robar sus bienes nacionales y recursos naturales.

La combinación de la agresión económica con la violación de los derechos de participación de Estados soberanos en las Naciones Unidas, abre las puertas al caos en las relaciones internacionales, creando una falla de carácter sistémico a favor de los Estados agresores: se trata de la inadmisible imposición de la fuerza sobre el derecho internacional.

A lo largo de este año, el gobierno de los Estados Unidos de América, ha desatado una campaña de coacción política, económica y diplomática contra mi país. Iniciaron con una operación de falsa bandera para violar nuestra integridad territorial, pasaron a la amenaza del Vicepresidente Mike Pence en el Consejo de Seguridad para expulsarnos de las Naciones Unidas y a los pocos días promovieron un golpe de Estado que puso en peligro la paz de la región. También impusieron medidas coercitivas orientadas a socavar por hambre y enfermedad la resistencia de nuestro pueblo; todo en medio de permanentes incursiones de aeronaves militares en nuestro espacio aéreo y de amenazas públicas de uso de la fuerza militar.

El gobierno de Estados Unidos viola sus obligaciones con la Carta de modo sistemático e incremental. Ahora declara a Venezuela como una amenaza para la paz e invoca un tratado militar regional al cual Venezuela no pertenece para usar la fuerza armada sin autorización del Consejo de Seguridad.

Las credenciales de Venezuela aceptadas hoy son una garantía de paz, pues el gobierno títere creado por los Estados Unidos no tiene las credenciales necesarias para invocar el uso de la fuerza contra nuestra nación.

Hoy, queda claro que la Venezuela independiente, libre y soberana, ha derrotado la campaña de Estados Unidos, pero sobre todo, que cuenta con la mayoría de la comunidad internacional para defender la paz y la Carta de las Naciones Unidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *