• Promover la eficiencia, calidad, continuidad, confiablilidad y seguridad en la prestación del servicio eléctrico.
  • Garantizar que toda la demanda nacional de electricidad sea atendida.
  • Asegurar que todas las actividades necesarias para la prestación del servicio eléctrico se realicen de forma que contribuyan a la preservación del ambiente.
  • Promover el desarrollo científico, tecnológico e industrial del país, en materia de energía eléctrica.
  • Promover la organización de los usuarios y usuarias del servicio eléctrico a fin de asegurar la participación popular en la gestión de las o los prestadores de servicio.
  • Garantizar la participación activa y protagónica de los ciudadanos y ciudadanas, comunidades organizadas en la formulación, adopción, seguimiento y evaluación de políticas, planes y proyectos en el sector eléctrico.
  • Promover el uso de otras fuentes de energías alternativas.
  • Asegurar el ejercicio de la contraloría social mediante la participación de las organizaciones del poder popular en la ejecución, seguimiento y control de proyectos del sector.
  • Promover  valores,  conductas  y  programas  orientados  a lograr el uso eficiente de los recursos energéticos.
  • Promover  la  nueva  cultura  para  el  uso  de  la  energía eléctrica.